Avd. Juan de Austria, nº 4, 1º C - 28805 Alcalá de Henares

Centro de Psicología y Logopedia Escolar Juan de Austria (Alcalá de Henares)

Psicología Infantil y Adolescentes

 

Psicología Infantil y Adolescentes en Alcalá de Henares

El objetivo principal es abordar las dificultades que pueda tener el niño o adolescente y proporcionar a los padres estrategias educativas y recursos que mejoren la conducta de sus hijos y su educación.

La infancia y adolescencia son etapas en las que se ponen las bases para el resto de la vida, es por ello que los problemas que se presenten en estas etapas y no se resuelvan, tendrán consecuencias en el resto de la existencia del niño o adolescente.

La etapa infantil y adolescencia abarcan desde el nacimiento hasta la juventud son periodos de muchos cambios que afectarán en toda su edad adulta.

En ocasiones, los niños y adolescentes pueden presentar alguna dificultad a lo largo de este desarrollo y pueden necesitar un apoyo extra para superar estas dificultades.

 

¿Cómo sé si es recomendable pedir ayuda?

 

Los padres pueden necesitar orientación y asesoramiento en la educación de sus hijos por lo que acudir a un especialista puede ser muy beneficioso tanto para el niño y adolescente como para los padres.

El profesional está ahí para ayudarle, no para juzgar sus actitudes y comportamientos; su función no va a ser recriminatoria pues no se trata de un juez moral.

Alguien, especializado en el tema, y que puede valorar desde fuera lo que a Vd. y a su familia le está ocurriendo, será quien le pueda ofrecer más elementos para afrontar la situación que le preocupa.

Podemos ayudarles si sienten que las cosas les superan como padres.

Los motivos de consulta más frecuentes son:

  • Su hijo es caprichoso y no sigue las pautas que usted le indica.
  • Su hijo muestra celos, rabietas, agresividad, desobediencia, rebeldía.
  • Problemas de sueño: insomnio, dificultad para quedarse dormido él solo, terrores nocturnos, pesadillas, intranquilidad, ansiedad, preocupación.
  • Fracaso escolar: suspensos, no adaptación al colegio o instituto, resistencia para asistir a clase, falta de hábitos de estudio y  mejora de técnicas de estudio.
  • Problemas de lenguaje o habla.
  • Problemas de aprendizaje o rendimiento escolar, falta de concentración.
  • Conductas anormales, en especial ira excesiva, tristeza excesiva.
  • Rebeldía.
  • Aislamiento.
  • Cambios de humor repentino y/o constantes.
  • Dificultades emocionales y de relación: timidez, baja autoestima, inseguridad. Mejora de habilidades sociales.
  • Separación y divorcio de los padres.
  • Su hijo es demasiado activo e inquieto.
  • Su hijo está deprimido.
  • Si muestra ansiedad, fobia o miedo.
  • La conducta y personalidad del niño o adolescente han cambiado de forma drástica.
  • Como padre o madre no se siente capaz o con fuerzas para encarar determinado problema.
  • Si está viviendo una crisis importante en la familia: pérdida del trabajo, mudanza de vivienda, cambio de escuela, muerte de un familiar o alguien allegado, una enfermedad grave, separación de su pareja…