Avd. Juan de Austria, nº 4, 1º C - 28805 Alcalá de Henares

Centro de Psicología y Logopedia Escolar Juan de Austria (Alcalá de Henares)

Consejos para construir una buena relación con  hij@s adolescentes

Consejos para construir una buena relación con hij@s adolescentes

Por on May 6, 2018 in Psicovit | 0 Comentarios

shutterstock_212610565

 

Algunos consejos para que los padres construyan una buena relación con sus hij@s adolescentes

1.Mantenerse en contacto.Debemos comunicarnos con nuestros hijos frecuentemente, incluso cuando todo marcha bien. Podemos contarles a nuestros hijos qué estamos haciendo y averiguar en qué andan ellos. Mantenernos en contacto frecuente con nuestros adolescentes es una de las cosas más importantes que podemos hacer como padres. Los adolescentes sienten que sus padres se preocupan por ellos cuando nos interesamos por lo que ocurre en sus vidas. Los adolescentes, como todas las personas, no quieren sentirse ignorados.
2.Pasar tiempo juntos.  Debemos aprovechar el tiempo que sea para poder estar con ellos. Nos ayudará a ocupar un poco del tiempo libre de los adolescentes y podremos conocerlos mejor. Nos ayudará a construir una buena relación y permitirá que ellos sepan que nos interesan.

3.Cumplir con las promesas. Si les hacemos promesas , debemos cumplirlas, siempre que nos sea posible. Cuando no podemos cumplir con las promesas por algún motivo, debemos hablar con los adolescentes de ello. Debemos decirles que lo lamentamos. Los adolescentes deben saber que pueden contar con que no faltemos a nuestra palabra. Esta es una parte importante de ganarnos su confianza y respeto. Si cumplimos con nuestras promesas, es muy probable que ellos cumplan las suyas.

4.Tratar a los adolescentes como tales. Si bien los adolescentes no son adultos aún, ya no son niños y no se los debe tratar como si lo fueran. No debemos emplear un tono condescendiente con los adolescentes. Debemos ser honestos con ellos. Afirmaciones como: “Eres demasiado joven para saber de eso” faltan el respeto a la capacidad de comprensión del adolescente.

5.Reconocer sus esfuerzos. No debemos subestimar a nuestros hijos adolescentes. Debemos elogiar sus esfuerzos especiales, por ejemplo, si les ha ido bien en un examen, si han practicado mucho para un juego o una actuación o si han sido particularmente amables.

6.Decirles y hacerles ver que los queremos.

7.Darles apoyo. Cuando nuestros hijos adolescentes han tenido un mal día, podemos brindarles nuestro consuelo. Aunque pretenden ser adultos, todavía necesitan nuestro apoyo.

8.Evitar las burlas hirientes.  Debemos evitar burlarnos de nuestros hijos.

9.Usar el humor y divertirse. Podemos bromear con nuestros hijos adolescentes y estar dispuestos a burlarnos de nosotros mismos a veces. Bromear un poco fomenta una relación positiva.

10.Valorar los puntos fuertes especiales de los adolescentes. Debemos aceptar a nuestros hijos por lo que son. Afirmaciones como: “¿Por qué no puedes ser como tu hermano mayor?” o “Tu hermana nunca me dio tantos problemas” no ayudan a que el adolescente mejore. Estos comentarios sólo harán que se sienta mal. Todos los adolescentes tienen puntos fuertes especiales. Debemos reconocerlos y asegurarnos de que nuestros hijos lo sepan.

11.Dar participación a nuestros hijos en la fijación de límites y la creación de reglas. Como padres, debemos ayudar a nuestros hijos a imponer límites y a vivir bajo ciertas reglas. Podemos brindarles un rol activo en la decisión de cuáles son esos límites.
12.Ser educados con los adolescentes. Por medio de una comunicación abierta y frecuente con nuestros adolescentes. También debemos ser educados. Simples detalles de cortesía, como decir “por favor” y “gracias” y ayudar en pequeñas cosas demuestran en buena medida cuánto los queremos. Los buenos modales básicos demuestran cariño y respeto. Y si demostramos respeto, lo obtendremos a cambio.

  • Reconocer los cambios en la personalidad: Los cambios hormonales por los que transitan los adolescentes pueden hacerlos estar muy cambiantes de ánimo y de intereses. Por ello, es necesario observar que ello no afecte su rendimiento escolar y, en ese caso, debería plantearse una reorientación educacional.
  • Padre y madre pueden intentar acordarse de cómo pensaban y sentían cuando ellos eran adolescentes. Hace tiempo, y la adolescencia de generaciones anteriores fue diferente a la de los nuevos adolescentes, pero hay cosas comunes y compartidas. Algo habría de conflicto, sensación de incomprensión e intensidad emocional.
  • Respetar los límites que el adolescente necesite poner. Los chavales necesitan empezar a hacer las cosas a su manera: llevar la ropa que quieran, ponerse los pendientes que les gustan y tener su habitación como quieran. Son conductas de autoafirmación con su cuerpo, su espacio, su tiempo y su dinero. Y si lo que quieren hacer no pone en peligro su salud física o emocional, este puede ser un terreno muy fértil para dejarles decidir, porque son sus cosas y les hará sentirse seguros.
  • Dar validez e importancia a las emociones o necesidades de los chavales. Habrá necesidades que a ojos de un adulto puedan parecer banales, pero para ellos no lo son, todo lo contrario, son muy importantes. Por ejemplo, estar en contacto con los amigos, tener tuenti, tener un teléfono con el que poder tener esta conexión de forma rápida y fluida, llevar la última moda en ropa o calzado, etc. Si los padres etiquetan de “tonterías” estas necesidades, ocurrirá que, aparte de generar conflicto, provoquen una autoimagen negativa del adolescente sobre sí mismo. Esto es, “mi necesidad es tonta y estúpida”. Si esta interacción ocurre con frecuencia, el chaval crece con esta imagen sobre sí mismo y es muy probable que la interiorice.
  • Los hijos no son amigos de sus padres, y viceversa: Es muy importante tener presente que, por más que los padres se muestren cómplices con sus hijos, ellos nunca deben perder la autoridad. No son pares: el adulto debe cumplir la función de guiar al adolescente, no debe ponerse a la par.

Inés Vitón

Psicovit

 

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *