Avd. Juan de Austria, nº 4, 1º C - 28805 Alcalá de Henares

Centro de Psicología y Logopedia Escolar Juan de Austria (Alcalá de Henares)

La habilidad de escuchar con atención y mejorar nuestra relación con los demás

La habilidad de escuchar con atención y mejorar nuestra relación con los demás

Por on Ene 30, 2018 in Psicovit | 0 Comentarios

Smiling couple in cafe

La habilidad de escuchar con atención y mejorar nuestra relación con los demás

Para escuchar con atención debemos:

  • Estar motivado para escuchar.
  • Estar atento a los indicios no verbales. Aunque es básico escuchar lo que se está diciendo, resulta igualmente importante entender los gestos, miradas…
  • Deje que su interlocutor se exprese.
  • No interrumpa. Cuando el otro esté hablando.
  • No debemos disatraernos.
  • Prestar atención a nuestro interlocutor, es muy importante mirarle a los ojos cuando esté hablando.
  • Contraatacar al mensaje, no a la persona.

Habilidades de comunicación

Intenta clarificar los contenidos de la conversación, haciendo preguntas cuando no comprendas algo. Asegurándote de que comprendes el mensaje

Intenta mostrar empatía, es la capacidad de ponerte en lugar del otro, de comprender cómo se está sintiendo.

Seguro que conocemos a personas que son excelentes comunicadores, se comunican de manera clara, son amenos, atrapan nuestra atención, pero muchos no nacemos con este talento, aunque podemos aprender a comunicarnos de manera efectiva si nos lo proponemos y ponemos en práctica ciertos puntos clave.

Claves para una comunicación efectiva

Entendemos la comunicación como un medio que nos posibilita generar confianza, efectividad, respeto y bienestar en nuestras relaciones personales.

Elementos a evitar en la escucha activa:

  • No distraernos.
  • No interrumpir al que habla.
  • No juzgar.
  • No ofrecer ayuda o soluciones prematuras.
  • No rechazar lo que el otro esté sintiendo, por ejemplo: «no te preocupes, eso no es nada».
  • No contra argumentar. Por ejemplo: el otro dice «me siento mal» y tú respondes «y yo también».
  • Evitar el «síndrome del experto»: ya tienes las respuestas al problema de la otra persona, antes incluso de que te haya contado la mitad.

Favorecemos la comunicación al:

  • Mostrar empatía: Escuchar activamente las emociones de los demás es tratar de «meternos en su pellejo» y entender sus motivos. Es escuchar sus sentimientos y hacerle saber que «nos hacemos cargo», intentar entender lo que siente esa persona. No se trata de mostrar alegría, ni siquiera de ser simpáticos. Simplemente, que somos capaces de ponernos en su lugar. Sin embargo, no significa aceptar ni estar de acuerdo con la posición del otro. Utilizaremos frases como: «entiendo lo que sientes», «noto que…».
  • Verificar o decir con las propias palabras lo que parece que el emisor acaba de decir. Es muy importante en el proceso de escucha ya que ayuda a comprender lo que el otro está diciendo y permite verificar si realmente se está entendiendo y no malinterpretando lo que se dice. Un ejemplo de parafrasear puede ser: «Entonces, según veo, lo que pasaba era que…», «¿Quieres decir que te sentiste…?».
  • Emitir palabras de refuerzo o cumplidos. Pueden definirse como verbalizaciones que suponen un halago para la otra persona  al transmitir que uno aprueba, está de acuerdo o comprende lo que se acaba de decir. Algunos ejemplos serían: «Esto es muy divertido»; «Me encanta hablar contigo»
  • Resumir: Mediante esta habilidad informamos a la otra persona de nuestro grado de comprensión o de la necesidad de mayor aclaración. Expresiones de resumen serían:- «Si no te he entendido mal…»- «O sea, que lo que me estás diciendo es…»- «A ver si te he entendido bien…»

 

 

 

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *